John Bonina

john_jr

La compasión, la Preparación y la Habilidad

John Bonina, Jr. creció instruido que él queria hacer una diferencia. Con su talento en la sala del tribunal y su preparación incansable él ha utilizado la ley para hacer una diferencia en la vida de centenares de clientes luchando para ellos cuando ellos de otro modo no habrían tendio una voz.

A poco de ser admitido a practicar ley, John tuvo su primer juicio en donde el jurado encontró a la Corporación de Salud y Hospitales de Nueva York responsable de negligencia médica y le concedió a sus clientes $1.35 millones en daños. A los 25 años, John quizás llegado a ser el abogado más joven en la historia de América a ganar un veredicto de millones de dólares.

Desde entonces, John Bonina ha desarrollado un gran record en la sala del tribunal. Quizás su ventaja más grande como un abogado es su polifacética. Además de los numerosos casos de negligencia médica que él a tratado anualmente, también a sido exitoso en casos de accidentes de la construcción, accidentes de tropiezo y caída y hasta casos de propiedades dañada.

Desde su primer veredicto de millones de dólares John ha continuado obteniendo excelentes resultados de la sala del tribunal. Otros veredictos significantes incluyen un veredicto de $4,646,000.00 por la muerte de una mujer por negligencia debido al diagnóstico retrasado del cáncer en el pulmón; un veredicto de $2,500,000.00 para la familia de una mujer que sangro hasta morir esperando por una cirugía de emergencia por una aneurisma ruptura; un veredicto de $1,646,000.00 para la familia de un hombre que murió como el resultado del diagnóstico retrasado del cáncer en el pulmón; un veredicto de $1,250,000.00 por falta de diagnosticar la apendicitis; Y un veredicto de $1,000,000.00 para un diagnóstico impropio de Tuberculosis. Los jurados también a dado veredictos en favor de John sobre caso que implican histerectomías impropiamente hechas; alergias de medicina; y negligencia dental.

La combinación de empatía para víctimas de la negligencia y su habilidad en la sala del tribunal le ha ganado a John el respeto de sus iguales. Sus evaluaciones positivas le ganaron un lugar en la 2007 edición de “Los Mejores Abogados en América”, que fue extractada en la Revista de Nueva York Julio 3, 2006 edición que lista “los Mejores Abogados en el Area de Nueva York”.

El Espíritu Competitivo

“Lo mas importante es creer deberá en su caso, y creer en su cliente,” dice John. “Y si yo soy un creyente verdadero. Con demasiada frecuencia, doctores hacen errores que destruyen la vida de muchas personas. Y después se niegan a darle a sus pacientes una respuesta recta. Sus compañías de seguros contratan abogados y expertos muy caros para defenderlos. Ellos juegan a las escondidas con sus registros medico.”

“Cuando conozco alguien que ha sido herido por la negligencia de un doctor me pregunto ‘quien va a pelear por esta persona?’ y estoy orgulloso de saber que la respuesta soy yo.”

Cuando no esta en juicio, John Bonina Jr. es el socio encargado del equipo de la negligencia medica en nuestra oficina, una responsabilidad que el ha tenido por doce años. En este papel el procura asegurar que toda la evidencia necesaria para ganar un caso es reunida, y que los casos se adelante con una conclusión exitosa lo mas pronto posible.

“Los casos de negligencia medica son muy interesantes” él añade. “Es un reto aprender bastante la medicina para ir a mano a mano con un doctor en la sala del tribunal. Estos casos se defienden a uňa y diente, y a mi me gusta la competencia.”

John es un Presidente pasado de la Asociación de Abogado de Bay Ridge. John es actualmente el presidente electo de la Academia del Estado de Nueva York de Abogados de Ensayo, y él es Tesorero de la Academia de Abogados de Ensayo el Comité de Acción Politico. El ha dado lecturas con frecuencia en programas de cursos de enseñanza para otros abogados en varias asociaciones de la Barra. John ha dado también los seminarios legales en la Asociación de Abogados de Ensayo de Estado de Nueva York, la Asociación de la Barra de Brooklyn y la Asociación Abogados de Colón.

John y su esposa viven en Brooklyn.